Notícies

James Bond, licencia para sonar
James Bond, licencia para sonar
Mitjana (0 Vots)

Un héroe necesita de una banda sonora. Y si el personaje en cuestión es el protagonista de una saga de 24 películas, la música se convierte en un acompañante de primer orden. Tenemos claro que James Bond no sería lo mismo sin sus trajes, su pistola o sus numerosos gadgets, pero las notas épicas que suenan en el transcurso de algunas de las escenas más impactantes son un ingrediente vital para que la figura del agente 007 desprenda un aire mucho más solemne y respetable. La historia cinematográfica de Bond alberga numerosas creaciones sonoras que han ido creciendo paralelamente a la vida del personaje, hasta al punto que podríamos crear diferentes álbumes y horas de reproducción con la música que le han acompañado. A continuación, repasamos algunas de las que más han marcado al agente y al público que consume sus películas.


Dos compositores clave en la vida de Bond

No sabemos si los creadores de James Bond no confiaban excesivamente en el éxito del agente o simplemente no contemplaban la música como un elemento primordial, pero el hecho es que la banda sonora oficial de la película no apareció hasta junio de 1963, cuando el estreno se había producido el mes de octubre anterior. Una versión orquestal que hizo el famoso guitarrista Al Caiola y que su éxito obligó a la publicación de la banda sonora. El tema Bond siempre será de John Barry, aunque el músico Marty Norman ganó la batalla legal en el 2001 sobre la autoría de la famosa canción.

De hecho, John Barry se ganó a pulso ser reconocido como el músico o compositor oficial de James Bond, ya que ha intervenido con sus creaciones hasta en once películas diferentes. 007 o también conocida como "el tema de 007" es una canción aventurera escrita para la película Desde Rúsia con amor, pero que fue utilizado como secundario en algunas escenas de otras películas como Operación trueno o Moonraker.

Después de Barry, Davi Arnold es el compositor oficial más regular de la serie. Él ha escrito la música de cuatro filmes de la serie de James Bond, desde El mañana nunca muere hasta Quantum of Solance. Sus orquestaciones rinden homenaje a John Barry las cuales combinadas con elementos techno a base de sintetizadores le dieron a la era en la que Brosnan caracterizaba al personaje su sonido característico. Nombres como George Martin, Bill ContiMichael Kamen o Eric Serra también han prestado sus composiciones al servicio de 007.

De Shirley Bassey a Madonna

Al protagonismo de los creadores, de los compositores que idean la música para acompañar a Bond, hay que unirle, en muchas ocasiones, la voz de algún intérprete que ayuda a mediatizar la canción y a convertirla en centro de atención para los amantes cinéfilos y, como no, muchas de las radios del mundo. Uno de los éxitos más importantes, también en ventas, fue el que tema principal de la película Goldfinger, canción de John Barry que fue interpretada por Shirley Basseyconvirtiéndola en todo un hit.

En la película Operación Trueno, John Barry y Don Black, autor de la letra, convencieron al galés Tom Jones para que interpretara la canción, algo que previamente había hecho Shirley Bassey sin el éxito de su película anterior. En Solo se vive dos veces, la escogida fue Nancy Sinatra, mientras que en Vive y deja morir, la primera de Roger Moore encarnando al agente 007, el tema principal fue interpretado por Paul McCartney.

La primera vez que John Barry quiso trabajar con un grupo pop fue en 1985, con la película Panorama para matar y una letra de Simon Le Bon que interpretó Duran Duran. El bajista John Taylor , gran fan de los temas Bond, conoció a Cubby Broccoli en una fiesta y medio borracho le pidió que dejara al grupo trabajar con un tema Bond. Lo que pareció una broma se convirtió en una realidad, y John Barry se puso a trabajar con el grupo. Dos años más tarde, con Alta tensión(The Living Daylights), y el estreno de Timothy Dalton, el turno fue para A-Ha, en lo que sería la última banda sonora que John Barry hizo para Bond, la canción The Living Daylights.

Una de las canciones que más protagonismo cobraron en la vida de 007 fue la interpretada por Tina Turner en la película Goldeneye y compuesta por Éric Serra. Fue el debut de Pierce Brosnan como James Bond. U2 había sido la opción principal para interpretar este tema, aunque finalmente se lo quedó Turner. Sheryl CrowGarbage y Madonna fueron los siguientes protagonistas de la banda sonora de Bond, esta última con Muere otro día, y en la que le tuvieron que prometer un cameo como experta en esgrima.

Divas del pop para 007

Madonna no ha sido la única diva de la música pop que ha participado activamente con su voz en una película de James Bond. En Quantum of SolaceJack White y Alicia Keys interpretan el tema Another Way to Die, con un video musical donde se puede ver a White cantando y tocando guitarra y batería. De hecho, se trata del primer dueto en una canción de la banda sonora de Bond. En Skyfall, el turno es para la cantante británica Adele con la canción con el mismo nombre que el film y un tema de base pop y soul. La intérprete compuso la canción junto a Paul Epworth, quien también es el productor.

Una de las canciones más esperadas para este 2015 es, como no podía ser de otra manera, la banda sonora que acompañaría a Spectre, la nueva película de James Bond. Writing's On The Wall es la canción principal del film que tiene al británico Sam Smith, ganador de cuatro premios Grammy, como intérprete de este tema que ha compuesto junto con Jimmy Napes, uno de sus más estrechos colaboradores. Sam Smith asegura que para él, escribir esta canción, ya ha sido uno de los momentos más importantes de su carrera, algo que sin duda podrían suscribir muchos de los intérpretes y compositores que han prestado su voz e ingenio al servicio del agente más conocido del mundo. Es Bond, James Bond y suena así de bien.

 

Font: La Vanguardia

04/11/2015 12:44h